• 19 de abril de 2024 12:48 pm

Urge regular los productos ultraprocesados que causan daños a la salud: Marion Nestle

PorREALIDADES

Sep 26, 2023

Los gobiernos tienen la obligación de informar a la población sobre los riesgos del consumo de productos productos ultraprocesados, éstos son causantes de enfermedades como obesidad, diabetes, varios tipos de cáncer, cardiovasculares, entre otras.

Ciudad de México a 26 de septiembre 2023.- Marion Nestle, una de las voces más reconocidas dentro del sector de la nutrición a escala global, expusó que, es importante tener regulaciones fuertes hacia la industria alimentaria, tal como lo fue el etiquetado de advertencia en México, mismo que dijo, es un punto de partida para que los gobiernos tomen acción y restrinjan el márquetin de alimentos dañinos para la salud.
De acuerdo con la experta, desde el 2009, existe una enorme cantidad de investigaciones con suficiente y fuerte evidencia científica de cómo los productos ultraprocesados son causantes de enfermedades como obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares, varios tipos de cáncer y otras enfermedades,
razón por la cual los gobiernos tienen la obligación de informar a la población sobre
los riesgos del consumo de estos productos.
“Hay un sistema diseñado para que las personas consuman cada vez más
productos ultraprocesados, la industria no es agencia de salud pública, son agencias de negocios multinacionales y su trabajo es asegurarse ganancias, a ellos no les interesa la salud pública. Nos han hecho creer que es nuestra decisión el consumo de sus productos, sin embargo, es imposible tener ese poder de elección cuando nos encontramos rodeados de productos ultraprocesados y nuestros gustos han sido alterados por ellos”. Por ello es importante que quienes estén en los puestos de gobierno estén interesados en la salud pública, para que puedan generar
regulaciones fuertes hacia la industria de estos productos.
Marion comentó que este tipo de empresas siempre piden que se les incluya dentro
de las mesas de discusión de la política pública, lo cual no debe permitírseles ya
que lo que deben hacer es pagar por las externalidades que provocan sus productos
y evitar que los comercialicen a las niñas y niños.
La académica y activista en temas de nutrición, autora de libros como “Food
Politics”, “Soda Politics” y “What to Eat”, entre otros, señaló que, hasta hace unas décadas, la industria estaba interesada en el bienestar de las comunidades en las que se encontraban, sin embargo, al actuar en un entorno sumamente competitivo, hizo que a partir de los años 80´s la industria cambiara para darle una mayor importancia a las ganancias que generan y deben reportar a sus accionistas.
Marion Nestle, dijo que una de las formas para dar frente a las estrategias de la industria de ultraprocesados es que las personas regresen a la cocina y comiencen a cultivar su comida, además de generar políticas públicas que incluyan jardines culinarios dentro de las escuelas. “Hay que dejar que los niños conozcan la comida de verdad, eso va a cambiar su vida

Sobre la situación alimentaria en las escuelas, dijo que “En México no se cuentan
comidas escolares universales, en comparación con Estados Unidos en donde sí se tiene este tipo de sistema. Una propuesta para abordar este tema es la posibilidad
de tener una cocina comunitaria, en las que las personas de la comunidad escolar puedan involucrarse. Mientras más escucho la situación de las escuelas más me preocupa, esta es una excelente oportunidad para hacer política, que puede hacer una gran diferencia”.
Presentes en la presentación de Marion Nestle, estuvieron Julieta Ponce, directora del Centro de Orientación Alimentaria y Alejandro Calvillo, director de El Poder del Consumidor, quienes refirieron que hay ejemplos de cómo en escuelas ubicadas en zonas de extrema pobreza en México se han realizado iniciativas para garantizar alimentos saludables al interior de los planteles, han abierto cocinas, e, incluso, establecido hortalizas.
Finalmente, Marion comentó sobre el futuro de la nutrición aseverando que la capacitación de los nutricionistas sigue estando centrada en los nutrimentos y no en los alimentos, no en el nivel de procesamiento de los productos. Por lo tanto, señala que se sigue centrando la responsabilidad en los individuos y no en las prácticas corporativas y las políticas públicas que son las que establecen los ambientes alimentarios.