• 24 de junio de 2024 12:31 am

Ciudad de México, 21 de mayo de 2024 – En el marco del Día Mundial de Protección de la Leche Materna, las organizaciones Tec-Check y El Poder del Consumidor han emitido un llamado urgente a las autoridades para que refuercen la regulación de la publicidad de fórmulas infantiles. Estas organizaciones señalan que la industria de sucedáneos de leche materna utiliza a mamás influencers para influir en las decisiones de alimentación de las madres, lo que pone en riesgo la lactancia materna.

Un estudio del Instituto Nacional de Salud Pública indica que las madres expuestas a la mercadotecnia de fórmulas infantiles tienen un 61% menos de probabilidad de amamantar exclusivamente a sus bebés durante los primeros seis meses de vida. La publicidad a través de influencers en redes sociales, que destacan supuestos beneficios de las fórmulas infantiles, juega un papel clave en esta disminución de la lactancia materna.

Influencers como Mary Gabby Bonilla (@marygabby_bonilla), Monserrat Gómez (@mongomezmx), y Mariana Vázquez de León (@marianavdl) han promocionado productos de marcas como Enfagrow y Nestlé Nan a sus cientos de miles de seguidores, presentando las fórmulas infantiles como una alternativa conveniente y beneficiosa.

Las organizaciones recuerdan que la lactancia materna exclusiva ofrece amplios beneficios para la salud de los recién nacidos y las madres, incluyendo el desarrollo cognitivo y la maduración del sistema inmune de los bebés, así como la prevención de enfermedades como el cáncer de mama y ovario en las madres. La OMS y UNICEF recomiendan la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida y continuar hasta los dos años con alimentación complementaria.

Además de los riesgos para la salud, el uso de fórmulas infantiles representa un alto costo económico para las familias. Por ello, Tec-Check y El Poder del Consumidor solicitan a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) que aseguren el cumplimiento del Reglamento de la Ley General de Salud en Materia de Publicidad, que exige que la publicidad de fórmulas infantiles resalte los beneficios de la leche materna y su uso solo en casos específicos.

Actualmente, solo el 33.4% de los niños menores de seis meses en México reciben lactancia materna exclusiva, una de las tasas más bajas en América Latina y el Caribe. Las organizaciones llaman a las autoridades y a la sociedad a tomar medidas para proteger y promover la lactancia materna, garantizando que las prácticas publicitarias no perjudiquen la salud de los bebés y las madres.