• 13 de abril de 2024 11:20 am

CIDH Marca su 65° Aniversario con Sesiones Clave sobre Derechos Humanos en las Américas

Washington, DC, 12 de marzo de 2024– En un hito significativo, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) celebró su 65° aniversario, llevando a cabo su 189° Periodo de Sesiones del 26 de febrero al 7 de marzo de 2024.

Este período estuvo marcado por intensas deliberaciones y la realización de 29 audiencias públicas, abordando una amplia gama de cuestiones críticas relacionadas con los derechos humanos en el continente americano.

La sesión inaugural marcó la elección de la nueva Mesa Directiva de la CIDH para 2024, con la Comisionada Roberta Clarke de Barbados como Presidenta, acompañada por el Comisionado Carlos Bernal Pulido de Colombia y el Comisionado José Luis Caballero Ochoa de México en los roles de Primer y Segundo Vicepresidente, respectivamente.

Durante estas dos semanas, la CIDH puso en el foco temas de gran importancia, como los derechos de las personas sordas en Chile, la preocupante situación de reclutamiento forzado de niños y adolescentes en Colombia, y las graves consecuencias de la explotación de uranio en las comunidades indígenas de Estados Unidos, entre otros.

Estas audiencias han servido como un espejo que refleja las variadas y profundas preocupaciones sobre los derechos humanos a lo largo del continente.

De especial interés fue la audiencia sobre la impunidad de la violencia sexual contra mujeres y niñas en Haití, donde la CIDH expresó su alarma por la crisis multidimensional que enfrenta el país.

La Comisión hizo un llamado urgente a la comunidad internacional para que se uniera en el apoyo a Haití, buscando soluciones integrales que protejan a los más vulnerables con un enfoque de género y derechos humanos.

Además de las audiencias nacionales, se llevaron a cabo discusiones sobre temas regionales como la independencia judicial, el impacto del cambio climático en los derechos humanos, y los desafíos enfrentados por los defensores de derechos humanos, entre otros.

Estas conversaciones subrayan la necesidad de una acción colectiva y soluciones regionales a problemas que trascienden las fronteras nacionales.

La CIDH también enfatizó la importancia de la cooperación internacional, como se demostró en sus 16 reuniones de trabajo con representantes de diversos países, enfocándose en la implementación de medidas cautelares, soluciones amistosas, y el seguimiento de recomendaciones previas.

Este período de sesiones no solo refleja el compromiso continuo de la CIDH con la promoción y protección de los derechos humanos en las Américas, sino que también destaca la importancia de la responsabilidad estatal en garantizar la seguridad de aquellos que buscan justicia y cambio a través de sus testimonios y participación en este foro vital.

La CIDH, como entidad principal y autónoma de la Organización de los Estados Americanos (OEA), continúa siendo un faro de esperanza para muchos en la región, alentando a los estados miembros a adherirse a sus compromisos en materia de derechos humanos y actuar con diligencia para proteger a sus ciudadanos frente a las injusticias.

Este 189° Periodo de Sesiones de la CIDH no solo celebra un legado de 65 años de defensa de los derechos humanos, sino que también establece un precedente para el trabajo futuro, instando a una colaboración más profunda entre los estados, organizaciones de la sociedad civil y la comunidad internacional para enfrentar los desafíos de derechos humanos en las Américas.