• 16 de julio de 2024 2:47 pm

-Se incrementaría la capacidad de almacenamiento de la entidad de dos días a entre ocho y diez días, triplicando la capacidad actual en caso de contingencias como huracanes

-Habrá mayor seguridad industrial y energética al reducir el número de traslados de combustible por carretera

Cancún, QRoo, 28 de junio de 2024.- Gracias a las recientes gestiones de la gobernadora Mara Lezama, funcionarios de Petróleos Mexicanos (PEMEX) presentaron al Gobierno de Quintana Roo tres proyectos que darían a la entidad autonomía energética con Terminales de Almacenamiento y Despacho (TAD), con las cuales se busca atender la creciente demanda de combustibles y generar nuevas inversiones para aumentar la competitividad energética, comercial, turística e industrial.

En la actualidad, todos los combustibles son ingresados al estado por tractocamiones, principalmente desde el Puerto de Progreso, Yucatán, lo que hace que Quintana Roo tenga los precios promedio de petrolíferos más altos del país, debido a los costos de operación.

La gobernadora Mara Lezama Espinosa destacó la importancia de estos proyectos para Quintana Roo, al mencionar que la construcción de centrales de almacenamiento de combustibles reduciría los precios y beneficiaría directamente a la población. Además, se garantiza el abasto de gasolina, incluso ante contingencias hidrometeorológicas.

Blanca Marisa Mendoza, subdirectora de Abasto de Combustibles de Pemex, y Eduardo Padilla Yebra, de Pemex Logística, presentaron los tres proyectos de la estrategia de almacenamiento y abasto: TAD Cancún, TAD Chetumal y el Proyecto Punta Venado, para atender la demanda que actualmente se satisface en el puerto de Progreso.

Estos tres proyectos buscan incrementar la capacidad de almacenamiento de la entidad de dos días a entre ocho y diez días, triplicando así la capacidad actual. Además, se reduciría la dependencia del suministro de Campeche y Yucatán, lo que ayudaría a reducir los precios de la gasolina en Quintana Roo.

Entre los datos presentados, se destacó que el consumo diario de gasolinas en Quintana Roo es de 16 mil barriles, y con el crecimiento proyectado del Aeropuerto Internacional de Tulum “Felipe Carrillo Puerto” y el Tren Maya, podría aumentar a 20 mil barriles en los próximos 10 años.

Se precisó que el TAD Cancún sería administrado por el Tren Maya, ya que estaría ubicado en un terreno donde se construirá la terminal de carga, y suministrará turbosina al aeropuerto internacional.

El TAD Chetumal se convertiría en un punto de exportación debido a las condiciones de zona libre, impulsado recientemente por el Gobierno Federal con el recinto fiscalizado estratégico y la eliminación de impuestos.

Y por otro lado, el Proyecto Punta Venado eliminaría el transporte terrestre desde Puerto Progreso, optando por el transporte marítimo, lo que representaría un ahorro de 3 mil 700 millones de pesos. Además, proporcionaría seguridad industrial y energética al reducir el número de traslados de combustible por carretera. Este proyecto también abastecería a los aeropuertos de Tulum y Chetumal, permitiendo atraer el mayor número de vuelos necesarios sin que el suministro de combustible sea una limitante.

Por las ventajas y beneficios que ofrecen estos proyectos, la gobernadora Mara Lezama pidió a su equipo de trabajo acelerar todos los trámites necesarios para iniciar de inmediato los trabajos y concretar los proyectos.

En representación del gobierno de Quintana Roo también participaron Artemio Santos Santos, coordinador de Proyectos Estratégicos; el secretario Particular, Ángel Rivero Palomo; el director general de la AGEPRO, José Alberto Alonso Ovando; el secretario de Desarrollo Territorial Urbano Sustentable, Armando Lara de Nigris; y el director general de IDEFIN, Ari Adler Brotman.