• 16 de julio de 2024 3:27 pm

CELULAR, PANTALLAS Y CONTAMINACIÓN PUEDEN ENFERMAR TUS LÁGRIMAS

Alejandra del Castillo

El ojo seco es una de las enfermedades que se atienden en la Clínica de Optometría de la Facultad de Estudios Superiores Iztacala (FES-I).

Oscar Antonio Ramos Montes es el coordinador del Centro de Diagnóstico de Alteraciones de Superficie Ocular de la carrera de Optometría y su especialidad son las lágrimas.

El especialista destaca que el ojo seco es un problema de salud pública. “Los jóvenes pueden llegar a tener hasta un 50 por ciento de presencia de ojo seco como enfermedad por uso de dispositivos electrónicos, y en los pacientes mayores tal porcentaje llega incluso hasta al 70 por ciento.

La enfermedad se relaciona con la contaminación, el clima, la luz de los dispositivos electrónicos y la postura y distancia a la que los ocupamos.

Aunque hay pacientes asintomáticos, los ojos rojos, sentir arenilla en los globos oculares o tallarse mucho los párpados, pueden ser síntomas.

Aunque el ojo seco “se presenta de manera multifactorial tenemos pacientes que tienen cinco o seis años ya con este padecimiento”, alerta Ramos Montes como una señal de la gravedad del diagnóstico.

Eva Hernández afirma que el problema tendría que ver con la edad, pero también “con la falta de parpadeo, sobre todo cuando estamos durante mucho tiempo trabajando con computadora, tabletas o celular. Regularmente estamos mucho tiempo fijo a la pantalla y a distancias muy cortas y se parpadea menos”.

Las lágrimas tienen salud y en general no se piensa en ello. En la clínica-escuela, se realiza la prueba de Ferning. Por medio de una pipeta se toma una muestra de 10 a 12 microlitros de lágrima, se coloca en un portaobjetos y se espera a que seque para después, mirar por el microscopio. De

En una lágrima sana se podrán observar infinidad de formas de helechos. En una enferma, aquéllos serán menos o desaparecerán por completo. Esta característica aparecerá también en alergias e infecciones. Al microscopio, una lágrima enferma por exceso de aire acondicionado tendrá un aspecto lunar y sus helechos se habrán cristalizado, una con emoción como enojo o tristeza carecerá de helechos porque estará conformada sólo de agua y perderá las características de una lágrima sana: agua, lípidos y moco.

El ojo seco puede presentar otro agravante, una población de ácaros en las pestañas. Esta prueba también se puede ver al microscopio a través del análisis de una pestaña; para ello, se recomienda hacer un lavado con champú en la zona de las pestañas de manera habitual.

Las recomendaciones de Oscar Ramos para evitar el ojo seco son: disminución de iluminaciones intensas, permanecer en lugares con buena ventilación, mantener los dispositivos electrónicos al menos a 40 centímetros de distancia de la cara y descansar cinco minutos por cada 20 de exposición a este tipo de aparatos.

Es hora de poner tu salud visual en manos de la UNAM. Agenda tu cita en la Clínica de Optometría de la FES Iztacala: 55 5623 1346. ¡Llama ya!

La atención es de lunes a viernes de siete a 17 horas. Tienen un periodo intersemestral que inicia el 24 de mayo; regresan el 12 de agosto. Algo parecido sucede en invierno.