• 16 de julio de 2024 2:39 pm

París. – El mundo está destinando casi el doble de recursos a energías limpias en comparación con los combustibles fósiles, según un reciente estudio divulgado por la Agencia Internacional de Energía (AIE). Fatih Birol, director ejecutivo de la AIE, destacó que «la inversión en energía limpia está estableciendo nuevos récords incluso en condiciones económicas difíciles, subrayando el impulso detrás de la nueva economía energética global».

El informe revela que por cada dólar destinado a combustibles fósiles, se invierten casi dos dólares en energías limpias. En 2024, se prevé que la inversión total en energía a nivel mundial supere los tres billones de dólares, de los cuales dos billones se destinarán a tecnologías limpias como energías renovables, vehículos eléctricos, energía nuclear, redes, almacenamiento, combustibles de bajas emisiones, mejoras de eficiencia y bombas de calor. El restante, algo más de un billón de dólares, se asignará al carbón, el gas y el petróleo.

No obstante, existe una significativa disparidad regional en estas inversiones. Las economías emergentes y en desarrollo, excluyendo a China, representan solo el 15 % del gasto mundial en energías limpias. En América Latina y el Caribe, se espera que la inversión en energía alcance los 185 000 millones de dólares en 2024, con Brasil liderando la región. De esta cifra, el sector eléctrico absorberá más del 35 %, el suministro de combustibles fósiles casi el 55 %, y el uso final menos del 10 %.

La energía solar fotovoltaica encabeza la lista de inversiones en energías limpias, con una proyección que supera los 500 000 millones de dólares en 2024, posicionándose por encima de todas las demás fuentes de generación combinadas. La inversión en almacenamiento se acelera, especialmente en Chile, y la energía eólica marina muestra un repunte en Brasil y Colombia.

En Estados Unidos, la inversión en energías limpias superará los 300 000 millones de dólares este año, lo que representa 1,6 veces el nivel de 2020, muy por delante de la cantidad destinada a combustibles fósiles. China se posicionará como el mayor inversor en energías limpias en 2024, con una cifra estimada de 675 000 millones de dólares.

Por otro lado, la inversión global en exploración y producción de petróleo y gas en 2024 volverá a los niveles de 2017, totalizando 570 000 millones de dólares, con un notable aumento en la participación de empresas de Oriente Medio y Asia. Los nuevos proyectos de gas natural licuado (GNL), liderados por Estados Unidos y Qatar, podrían incrementar la capacidad mundial de exportación de GNL en un 50 %.

El informe también prevé un crecimiento continuo en la inversión en energía nuclear para la generación de electricidad, con la energía solar fotovoltaica liderando la transformación del sector eléctrico.

Fatih Birol concluyó: “Estamos viendo un cambio significativo en la inversión global hacia energías limpias. Sin embargo, es crucial que las economías emergentes y en desarrollo no se queden atrás en esta transición para garantizar un futuro energético sostenible y equitativo para todos”.